Núñez: Un vehículo perdió el control y cayó de la Gral. Paz.

Un joven de 19 años que manejaba un VW Voyage perdió el control del vehículo cuando intentó tomar la salida a Provincia de la General Paz, cruzó volando Libertador y cayó del otro lado de la avenida. El conductor sufrió múltiples heridas y quedó internado en grave estado.

Fue cerca de la 1 de este viernes. El Voyage blanco se dirigía hacia el Río de la Plata cuando, por causas que se desconocen, intentó doblar en la salida hacia la Provincia. Como circulaba a alta velocidad, no pudo tomar la curva, embistió el guardarrail y salió volando. Aunque aún no se determinó la velocidad exacta, el velocímetro quedó clavado en 170 km/h.

​Las primeras presunciones indican que el joven tomó la curva a una velocidad muy superior a los 40 kilómetros por hora permitidos en ese sector y que, sumando a la humedad del piso, que estaba mojado por la lluvia, perdió el control hasta embestir la valla de contención, que quedó destruida.

En ese lugar, la altura de la General Paz es de unos 12 metros, que equivale a un edificio de aproximadamente cuatro pisos. A esto hay que sumarle que la avenida del Libertador tiene unos 40 metros de ancho. Según los cálculos realizados por expertos en seguridad vial, un impacto a 60 kilómetros por hora equivale a caer desde 14 metros, o desde un quinto piso. En este caso, debe sumarse a la velocidad a la que venía el auto, la altura de la General Paz.

“El impacto fue como una explosión. Pensamos que era un camión que había chocado, y bajamos para ver qué había pasado. Cuando llegamos al lugar lo vimos al chico intentado salir del auto”, contó Verónica, una vecina del barrio, y agregó: “Estaba lleno de sangre y le costaba salir. Nos daba miedo tocarlo. El tenía mitad de cuerpo adentro del auto y la otra mitad afuera. Enseguida llegaron los bomberos y lo sacaron. Y también vinieron la Policía y el SAME. No se puede entender cómo cruzó toda Libertador por el aire sin pegarle a otro auto. Fue un milagro, tiene suerte de estar vivo”.

De acuerdo con el último parte médico, el joven sufrió un neumotórax derecho, luxofractura de cadera izquierda, fractura de tobillo izquierdo y de seno frontal y techo de la órbita derecha, con neumoencéfalo craneal.

También se informó que no necesitó asistencia respiratoria, que hemodinámicamente permanecía estable y que se le sacó sangre para realizar análisis toxicológico. Quedó internado en el Pirovano.

El auto rompió el guardarraíl y salió despedido desde la General Paz. (Foto: Mario Sayes)

En el operativo trabajaron el SAME y personal de la Policía, que comenzaron con la investigación de las causas del accidente. El vehículo, que quedó irreconocible, fue retirado este viernes por la mañana por una grúa. Trascendió que el propietario es el padrastro del conductor.

Interviene en la investigación por “averiguación de lesiones” la fiscalía de Saavedra-Núñez, a cargo del doctor José María Campagnoli.

 Fuente: Diario Clarín.
-->