20 de julio: Día del Amigo

En un país donde el culto a la amistad es objeto de veneración y uno de los rasgos que más destacan los visitantes foráneos, el Día del Amigo se ha convertido en un festejo inmaculado, que puede equipararse con la Navidad o el Fin de Año. Ya sea en los grandes centros urbanos o pequeños poblados, en restaurantes, bares, la calle o en casas particulares, todos de alguna forma buscan juntarse entre amigos para celebrar tan noble sentimiento.

Argentina no es sólo un país que exalta a la amistad, también es objeto de afecto de miles de personas de todo el mundo gracias a las nuevas tecnologías y redes sociales que han posibilitado que argentinos y extranjeros de todo el mundo hablen, opinen e intercambien información sobre el país.

¿Cómo surgió el Día del Amigo?
Basado en la experiencia paraguaya de crear un día de celebración de la amistad, un 30 de julio de 1958, el argentino Enrique Ernesto Febbraro, profesor de psicología, filosofía, historia, músico, odontólogo y miembro del Rotary Club, propuso festejar el Día del Amigo en el país en homenaje al aterrizaje del Apolo XI en la Luna, el 20 de julio de 1969. Su denodada tarea por instaurar un Día de la Amistad no tuvo el impacto mundial buscado. Sin embargo, en Brasil y Uruguay también se festeja el 20 de julio, en Paraguay el 30, en Chile el primer viernes de octubre, en Perú, el primer sábado de julio y en EEUU, el primer domingo de agosto.

-->