Carta de Lectores: Juventud; divino tesoro.


En este momento tan importante para el país, donde abunda la incertidumbre y nos cuesta encontrar la esperanza en el futuro, quiero dirigirme a nuestros jóvenes  para decirle que todos los momentos de la vida son importantes, pero que éste que están viviendo es, además, muy significativo, porque es un tiempo de cambio, de crecimiento físico y mental, donde van a tener que empezar a pensar sobre las decisiones que tendrán que tomar para lograr sus objetivos en la vida.
   Afortunadamente, en ella hay pilares fundamentales -sus padres, su familia y todos los que los  quieren-, que van a acompañarlos en esta etapa, que los ayudarán a corregir errores y a encontrar el camino que sientas que va a hacerlose felices.
   Apoyense en ellos, no los subestimen, porque hasta en las reprimendas está el amor que les  tienen y los deseos de que estén bien preparados para la vida, con responsabilidad, con educación y con buen razonamiento.
   Sé que lo saben y que esto no es nuevo para ustedes, pero es muy bueno tenerlo en cuenta en la vida. Ustedes son para sus padres, su mejor logro, y han puesto en eso todo su esfuerzo. Esto no es una carga, sino una muestra del sentimiento más puro del ser humano, el amor entre padres e hijos. Ellos siempre van a querer para ustedes  lo mejor.
Junto a ellos todo les va a resultar más fácil y van a vivir estos momentos con felicidad.
Disfrutenlo!  El momento es HOY!
Valeria Fernandez .
-->